Cómo convertir tu equipo de trabajo, en un arma invencible. Emprendimiento y desarrollo profesional

Desde la Universidad o mucho antes, hemos estado aprendiendo cómo trabajar en equipo. ¿No recuerdas cuando escuchabas, que todos hagan su parte y luego juntamos todo?, y queda algo como así:
C_TUqCUUAAE3HUL
Bueno, en el trabajo, aunque ya todos somos adultos, aún significa un esfuerzo coordinar a un grupo en pos de un objetivo. Además de la tarea de todos, de saber cómo cooperar con el objetivo final, el líder debe conocer a cabalidad a cada integrante, ya que de esta forma puede potenciar las habilidades de cada uno y contrarrestar las falencias.

Para lograr la obtención de un equipo de trabajo exitoso, te mencionamos 5 consejos que puedes aplicar:

1. Comunicación efectiva.

La comunicación, es un elemento crucial en todo nivel, tanto en una relación interpersonal como en un equipo de trabajo. Si el equipo no posee canales de comunicación, el fracaso será el destino más próximo. Es por esto que el equipo debe definir canales de comunicación en donde exista retroalimentación, ya sea en reuniones semanales, red interna, correos, whatsaap, etc… siempre y cuando, todos los integrantes estén de acuerdo y tengan acceso sin problema al canal de comunicación definido.

2. Reglas claras.

Antes de empezar, se deben dejar las reglas del juego claras desde el comienzo. Cuál será la jerarquía, plazos de entrega y el papel que desempeñará cada integrante del equipo. Tampoco se trata de hacer un consolidado de estrictas reglas, sino, dejar algunas directrices en la mesa, para que el equipo se pueda orientar en base a ellas.

3. Trabajo dividido.

Cada integrante del equipo debe ser considerado una pieza valiosa y clave en el funcionamiento del mismo, puesto que, en caso de faltar una de ellas, se correría el riesgo de quedar expuesto a alteraciones negativas en el resultado final del trabajo. Por ello es necesario que todos los integrantes del equipo puedan llevar a cabo los cometidos encomendados. Ahora bien, en caso de querer prestar colaboración en otra área, se puede hacer dejando en claro que ese aporte tiene un carácter aditivo a las ideas principales, sin perjuicio de la responsabilidad que detenta el titular de la tarea.

4. Toma de decisiones en grupo.

Si el líder del grupo no escucha las opiniones y sugerencias de alguno de los integrantes, los resultados no serán los mejores. El líder no debe imponer su opinión por sobre los otros, solo porque es el jefe. En las sesiones de comentarios y sugerencias, la opinión de cada integrante debe tener el mismo valor, puesto que es una muy buena forma de poder cumplir con el objetivo de manera óptima.

El seguimiento es la clave, si no medimos los avances, no podremos ajustarlos, por lo que las tácticas definidas en el comienzo, quizás son insuficientes para lograr el objetivo final y si no las estamos midiendo constantemente, esto pasará inadvertido por nuestros ojos.

El equipo se irá afianzando a medida que permanezcan juntos en los aciertos y fracasos, cuando aprendan de sus errores y tengan la humildad suficiente para centrarse en el objetivo final, en lugar de vanagloriarse por sus triunfos de forma personal.

Si te pareció útil este artículo, comparte esta información con tus compañeros de trabajo y amigos y reflexiona cómo puedes ayudar a conformar equipos de trabajo exitosos.

 

¡Hasta pronto!

Súmate a nuestro gran Plan Vital, contáctanos y coméntanos a través de nuestras Redes Sociales o de nuestro FonoVital 600 5000 800.

0 Me gusta

0 No me gusta

(Visited 265 times, 265 visits today)

Agregar un comentario