¿Qué es el estrés laboral y qué puede causar? Emprendimiento y desarrollo profesional

Hoy en día, las extensas jornadas, ligadas a altas cargas de trabajo ya no llaman la atención, al contrario, representa admiración profesional, pero detengámonos un poco más en esto. Estar 5 días de la semana en función de tu trabajo, sin horarios, resolviendo contingencias, pensando en los correos sin responder, pendientes, reuniones, sin contar lo que se refiere a tu vida personal, ¿será bueno para tu cuerpo y mente? No por nada, las consultas psiquiátricas se encuentran atestadas y debes hacer malabares para conseguir una hora con urgencia. Te has preguntado, ¿esto debe ser así?, o en qué momento dejamos que el sistema siguiera corriendo y no pusimos límites, entre el trabajo y nuestra vida personal. ¿Cuándo fue que dejamos de valorar el tiempo en familia y el tiempo recreacional? Sin siquiera mencionar que la sociedad espera que en cada uno de nuestros roles seamos perfectos y esto es a nivel transversal, debemos ser buenos padres, tener tiempo para los amigos, ser buenos hijos, destacarnos profesionalmente, esforzarnos por nuestros sueños, mantener una vida sana, seguir constantemente adquiriendo nuevos conocimientos, hacer tus deberes domésticos, tener tiempo de ocio, practicar deportes 3 o más veces a la semana, etc… De tan solo enumerarlas, resulta estresante y es que de todos los flancos te piden el 100% y nos preguntamos ¿cómo? Es en esta travesía de la perfección en que perdemos el rumbo, la rutina nos toma por sorpresa, el cansancio nos asfixia y de pronto estamos en un hoyo que solo nosotros podemos vislumbrar.

Aquí te detallaremos cuáles son las consecuencias del estrés laboral, para que al menos puedas diagnosticarlo a tiempo y tomar las medidas necesarias.

1. Dificultad para concentrarse.

Cuando estamos en óptimos niveles, el hecho de concentrarnos en una tarea y concluirla no se nos hace del todo difícil. No así para una persona con altos niveles de estrés, ya que su poder de concentración está muy bajo, su cerebro está fatigado y su creatividad por los suelos, así es que tan solo una barrera se interpone en el proceso, la consecuencia es que algo que solía realizar en 2 horas, podría tomar toda una tarde o más.

2. Depresión y ansiedad.

El hecho de sentirte incapaz de acabar con todos los pendientes, hace que la ansiedad suba y que tu cerebro se encuentre sobre los niveles de funcionamiento, lanzándote mensajes constantes de las consecuencias que tendrá si estos pendientes no se llevan a cabo. Por lo que empiezan a instalarse en la mente, frases como, “no soy capaz”, “no puedo” “no soy lo suficientemente bueno”, etc., lo que va a desembocar en una errónea autoconcepción, que puede desencadenar en una depresión, que si no es tratada a tiempo, puede requerir la ingesta de fármacos para sobrellevarla. 

3. Trastornos del sueño.

Esto es algo que no es muy difícil de imaginar que ocurrirá, ya que, si lo pensamos, un cerebro que está al 300% las 24 horas del día, la ansiedad en las nubes significará que el ritmo cardiaco de esa persona se encuentre más elevado que la media, por lo que al tratar de entrar a un estado de relajación, se le hará más difícil que al resto. Al finalizar la rutina diaria, estarán repasando uno a uno lo que no lograron hacer durante el día, acumulado con lo de mañana, aunque estén cansados, es probable que les cueste conciliar el sueño, por lo que el descanso obtenido luego de la noche será deficiente, no lograrán empezar el siguiente día con la energía suficiente para poder realizar sus mil y un tareas.

4. Deterioro en tus relaciones interpersonales.

El estar con un factor de estrés permanente, es algo así como un ruido, un chillido constante que está ahí, puede que por momentos lo olvides, pero nunca te deja. Esta sensación, genera que te vuelvas extremadamente intolerante e irritante, por lo que si antes existían cosas que te molestaban, pero al fin y al cabo daban lo mismo, ahora no. Te molesta el doble, al punto de decidir disminuir a cero tu contacto social, por lo que es probable que ya no quieras pasar tiempo con tus amigos, padres, pareja, etc., ya que todo pierde sentido, y finalmente con la única persona que te sientes cómodo, es contigo. 

5. Deterioro cognitivo.

Estarás pensando que esto es imposible, pero déjanos darte un ejemplo para graficarlo de mejor forma. Piensa en tu computador, al encenderlo, abres pestañas infinitas, en una de ellas estás creando un archivo, enviando alguna información, de otras, estás extrayendo gráficos, etc.… Todas funcionando de manera simultánea, corriendo procesos, aunque sea el mejor equipo del mundo, ninguno de la media está hecho para tener en funcionamiento de 60 pestañas de forma simultánea, bueno, tu cerebro tampoco.

El hecho de encontrarte con tus niveles de tolerancia alterados, la cuota de cansancio desfasada, te pondrá al límite en todos tus sentidos, incluso también en cómo te afectan las cosas, y esto será una consecuencia de la depresión gatillada por el estrés. Estarás mucho más sensible de lo común, las cosas te afectarán el doble, por lo que cualquier diferencia de pensamiento, hará estallar tus sentidos, reaccionando de manera explosiva.

¿Te sientes identificado con alguna de estas conductas? Es hora de tomar conciencia y darle a este tema la importancia que requiere, ya que nuestra salud va ligada con cómo se esté desenvolviendo nuestro cerebro y cómo esté equilibrado en nuestra vida personal y laboral.

Si te pareció útil este artículo, comparte esta información con tus compañeros de trabajo y amigos y reflexiona con ellos en cuanto a los riesgos del estrés laboral.

¡Hasta pronto!

Súmate a nuestro gran Plan Vital, contáctanos y coméntanos a través de nuestras Redes Sociales o de nuestro FonoVital 600 5000 800.

0 Me gusta

0 No me gusta

(Visited 810 times, 810 visits today)

Agregar un comentario